Advertisement
Advertisement


Acceso a Usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Archivo de Newsletters

¿Quién está en línea?

Estadísticas

Visitantes: 2048376
Las Pymes, asfixiadas por el control a las importaciones
sábado, 14 de abril de 2012

ImageEn tiempos de sintonía fina, el cerrojo importador complica a la industria y a un sector que supo tener un trato privilegiado con el modelo económico K: el Pyme. Seducidas por el boom del consumo o bien presionadas por Moreno, estas empresas invirtieron, sustituyeron importaciones y equilibraron sus balanzas. Ahora, sin interlocutores y con falta de insumos, luchan por sobrevivir.

 


Envalentonado por el boom del consumo, a principios de 2011 un tradicional fabricante de bicicletas en Córdoba toma un crédito del propio Ministerio de Industria e invierte $ 2.000.000 para duplicar el tamaño de su planta y de sus trabajadores. Con faltantes desde hace un mes, tiene líneas de producción paradas y despidió al personal contratado.

 

Endulzado por la mismísima presidenta Cristina Kirchner por su esfuerzo para sustituir importaciones un tiempo atrás, el empresario autopartista cierra tratos con las primeras marcas de automóviles europeos. Actualmente no puede completar los envíos porque tiene insumos claves parados en la Aduana.

 

Ilusionados por la reactivación económica, en 2005 dos emprendedores deciden montar su propia red de concesionarios de motos. Abren cinco locales y contratan a una quincena de empleados. Hoy casi no reciben nuevas unidades para vender y facturan un 80% menos que el año pasado.

 

"¿Seducidos y abandonados?", "¿Atrapados sin salida?" ,"¿Y dónde está el piloto?" De final incierto, la película todavía no tiene nombre. Con respecto al director del film, seguramente habría que buscarlo por la Secretaría de Comercio. Algo es seguro, espectadores no faltarían: desde pequeños comerciantes a grandes empresarios, todos desesperan por conocer el desenlace de la historia.

 

Sucede que, en tiempos de sintonía fina, el cerrojo a las importaciones está afectando a dos sectores que crecieron al calor del trato privilegiado del gobierno nacional y emergieron como pilares de modelo económico kirchnerista: el industrial y el Pyme. Ya sea por convencimiento genuino o por genuflexión ante las presiones del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en los últimos años estas empresas aceptaron las reglas de juego: invirtieron en el país, sustituyeron importaciones y exportaron para equilibrar sus balanzas comerciales.

 

Sin embargo los controles indiscriminados a las importaciones -que se incrementaron a partir del nuevo régimen que implementó el gobierno nacional y que entró en vigencia el pasado 1° de febrero- parecen estar asfixiando a empresarios y emprendedores. Y a medida que el viento cambia de dirección, los elogios se transforman en críticas. Algunos murmuran por lo bajo mientras el agua les sube a la cintura. Otros, a punto de ahogarse, piden auxilio a gritos.

 

"Nosotros acompañamos todo el proceso desde 2004. Hace unos años atrás, cuando se empezaron a restringir las importaciones, se informó que Moreno exigía el 1 a 1 en importación o bien inversiones en el país. Entonces sustituimos importaciones en todo lo que pudimos e hicimos inversiones: instalamos cuatro fábricas. La realidad es que hoy, después de invertir y de pasar de 40 a más de 200 empleados, tenemos la planta parada y ya comenzamos con las suspensiones", resume un empresario del conurbano bonaerense a El Cronista WE, no sin antes suplicar un estricto off the record.

 


 
Advertisement
Advertisement

Encuesta

Como ve la participación de la bicicleta como medio de transporte?
 
Facebook
Advertisement
Advertisement

FOTOS IMPERDIBLES

Advertisement