Advertisement
Advertisement


Acceso a Usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Archivo de Newsletters

¿Quién está en línea?

Estadísticas

Visitantes: 2048407
Buenos Aires/ Mi bici, tu bici, nuestra bici
miércoles, 16 de mayo de 2012
Los primeros domingos de cada mes hay bicicleteada de Masa CríticaLa Fabricicleta, donde uno puede arreglar o armar su unidad sin gastar un peso, es también un espacio creativo

En la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Villa Urquiza (Triunvirato 4778) funciona La Fabricicleta, un taller de autorreparación de bicicletas, donde uno puede llevar la suya y arreglarla en persona.

Claro que no todos saben cómo hacerlo. Pero esto no es un problema, ya que así como están las herramientas necesarias para lograrlo, también hay gente capacitada para orientar en el proceso.

Además de ser un espacio de encuentro familiar, con jóvenes y adultos, padres e hijos unidos por una esta causa común (salvar la bicicleta dañada), La Fabricicleta es un lugar de enseñanza donde los participantes intercambian sus conocimientos sobre el pedaleo.

Hay talleres abiertos a la comunidad, con gran participación del vecindario, que dictan conocedores del oficio. Son el de armado de ruedas, el de mantenimiento de bicicletas, el de frenos y el de parchado y cambio de cámara, que se publican en el sitio de La Fabricicleta, lafabricicleta.blogspot.com


Tanta gentileza puede retribuirse contribuyendo con materiales y herramientas para reparar las bicis (en el blog se ofrece un listado de los materiales con los que se cuenta y aquellos que faltan), alguna contribución económica, comida casera o, simplemente, mediante la divulgación del taller.


Derecho a tener una
Para aquellos que todavía no tienen su bici, existe la posibilidad de acercarse a La Fabricicleta para armarse una con los cuadros y partes que el lugar recibe como donación de los usuarios del taller, de algunas bicicleterías o de materiales que se descartan y La Fabribicicleta recupera.

Aclaran es que las bicis del taller no están en venta, sino sólo para fomentar la relación entre el ciclista y su bicicleta.


Manifiesto

Quienes participan de La Fabricicleta armaron su Manifiesto, donde definen sus principios y líneas de acción.

1.   Amamos a las bicicletas sin distinción de marca, peso, o material.
2.   No existe la bicicleta obsoleta ni la biciparte descartable.
3.   Todos y todas tenemos nuestras grasas. Aquí se las comparte sin juzgar a nadie.
4.  Desarmando sus bicicletas, las personas se conocen mejor, se predisponen a conocer mejor a los demás y al mundo.
5.  La bici que es rota en el intento por arreglar alguna de sus partes accede en el acto a la categoría de Gran Maestra, y su dueñ@, en agradecimiento, deberá redoblar esfuerzos por dejarla mejor de lo que estaba antes de cometer su falta de precaución.
6.  Toda tarea del ser humano puede ser realizada sobre una máquina a pedal.
7.   El tiempo (lento) dedicado al arreglo, mantenimiento y/o embellecimiento de un velocípedo, es un tiempo de entrega total al erotismo. Hágase esto en compañía.
8.  Una llave sucia no ajusta, mancha.
9.  Condenamos las políticas obscenas e inescrupulosas que se impulsan en nombre de las bicicletas. Consideramos a los velocípedos “máquinas supremas” y los eximimos del uso que sus dueñ@s puedan hacer de ellos.
10. Peor que el óxido es el fascismo y la ineptitud. Aquí se combate todo eso.



 
Advertisement
Advertisement

Encuesta

Como ve la participación de la bicicleta como medio de transporte?
 
Facebook
Advertisement
Advertisement

FOTOS IMPERDIBLES

Advertisement