Advertisement
Advertisement


Acceso a Usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Archivo de Newsletters

¿Quién está en línea?

Estadísticas

Visitantes: 2048370
Tucumán/ Ángeles en las sendas
miércoles, 23 de mayo de 2012
ImageYa no sólo recomiendan a sus pacientes hacer deportes, sino que ahora ellos también practican. Cada vez son más los profesionales de la salud que practican mountain bike. Se subieron a las bicicletas para tener una mejor calidad de vida. LA GACETA reunió a 10 profesionales que contaron sus vivencias en medio de la montaña. Casi todos ayudaron alguna vez a sus ocasionales rivales, que sufrieron alguna descomposición o una caída durante una competencia.



Claudio Brahim

 

"Muchas veces tuve que asistir a un biker durante una competencia. Esto fue igual en todos los deportes que practiqué. Para un traumatólogo, no faltan las consultas. Es una especialidad muy ligada al deporte", señaló este biker de 40 años, especialista en cirugía de mano. "Desde hace cinco años que practico mountain bike. Comencé para mejorar el estado aeróbico, por recomendación de un deportólogo. No me sorprende el crecimiento del mountain bike. Es un deporte que no tiene límites de edad. Grandes y pequeños disfrutan andando en bici. Además no requiere de un gran aprendizaje. ¿Quién no aprendió andar en bici alguna vez? Además estás en contacto con la naturaleza y conocés lugares increíbles", agregó.

Gustavo García Toro

"La práctica del mountain bike es muy importante para mejorar y preservar la salud. Es un deporte que ayuda a mejorar las funciones articulares, sobre todo la de las rodillas y caderas, que están contraindicadas en pacientes que realizan atletismo", fue el análisis que realizó el cirujano plástico de 41 años.
"Tengo muy buenos recuerdos de este deporte. Los mejores fueron dos. Primero, haber conocido gente nueva, que se transformaron en mis grandes amigos. Y lo segundo, un podio que conseguí en el circuito de San Javier hace un par de años", agregó el biker que corrió por primera vez un Trasmontaña. "Fue hace siete años, por invitación de un amigo, que actualmente es colega", precisó.

Daniel Morcos

"Una vez tuve que auxiliar a alguien golpeado en la senda. Ayudé en la inmovilización y en el traslado. Pero lo más importante está fuera del pedaleo. Tuve la oportunidad de diagnosticar patologías cardiovasculares a amigos y a bikers conocidos. Algunos con hipertensión, otros con cardiopatías congénitas (o sea de nacimiento) y otros con enfermedades que pueden dar complicaciones serias a nivel competitivo", contó el cardiólogo de 52 años. "Es mi deber informar que es prudente hacer un examen clínico cardiológico para saber con seguridad si uno está o no en condiciones de realizar las exigencias que requiere este deporte. También es muy importante la nutrición sana, que debe estar acoplada a los entrenamientos", acotó.

Fabián Martínez

"Recuerdo que en el Trasmontaña 2010 tuve que asistir a un corredor a quien conocía y con quien había compartido varias salidas. Sufrió una violenta caída y se fracturó el brazo. Estaba descompensado por el dolor y con mi compañero decidimos parar y asistirlo. Era un lugar inaccesible hasta para la ambulancia que debía trasladarlo", contó el cardiólogo de 45 años.
"El gran crecimiento de este deporte se debe a la posibilidad a la ubicación de nuestra ciudad y a la belleza de nuestra geografía. También es importante la difusión que tiene y a que hay cada vez más información sobre los beneficios de realizar actividad física, sin distinción de edades, sexo o condición económica. Cualquiera puede sumarse a esta hermosa actividad", dijo.

Sebastián Juliano

"Se está viviendo un cambio de conciencia con respecto a la importancia de la calidad de vida. La gente comenzó a disfrutar más del aire puro, del sol, de la paz, de la tranquilidad, del encontrarse con uno mismo y la actividad física. Todo esto lleva a un espacio que llama a la reflexión y la bicicleta le da un condimento especial. Se generan endorfinas que dan sensación de bienestar, que uno cada vez quiere más y más. ¡Es adictivo, es mágico!", contó este odontólogo de 36 años, especialista en Implantología Oral. "El mejor recuerdo del mountain bike es haber corrido el Trasmontaña con mi hija Sol. Fue muy gratificante", agregó Juliano, que entre la bicicleta y el gimnasio entrena un promedio de 20 horas semanales.



 
Advertisement
Advertisement

Encuesta

Como ve la participación de la bicicleta como medio de transporte?
 
Facebook
Advertisement
Advertisement

FOTOS IMPERDIBLES

Advertisement