Advertisement
Advertisement


Acceso a Usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Archivo de Newsletters

¿Quién está en línea?

Estadísticas

Visitantes: 1997718
Córdoba/ Una ciudad poco amigable con los ciclistas
lunes, 28 de mayo de 2012
Saludable. La bici es una buena pero riesgosa elección.Es sano, es económico, es ecológico, es rápido comparado con otras opciones, pero es altamente riesgoso y muy estresante.

Es sano, es económico, es ecológico, es rápido comparado con otras opciones, pero es altamente riesgoso y muy estresante.

 

Córdoba es una ciudad muy poco amigable para los ciclistas. Y llegar al Centro de la ciudad en bici implica todo un peligro. El tránsito es caótico, agresivo. Conductores de vehículos de transporte público, automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones no respetamos normas elementales.

 

El Gobierno provincial, por un lado, y el municipal, por otro, se han encargado de una política sistemática de destrucción de las pocas ciclovías que tiene o tenía la ciudad, por lo cual no queda otra alternativa que pedalear por las calles.

 

Uno viene con relativa experiencia del ciclismo de montaña y de competencias en las que corren miles de participantes por senderos estrechos, llenos de piedras y arroyos. Y, pese a esa destreza, la ciudad, al menos en la zona céntrica, es mucho más compleja.

 

Que te cierre un colectivo, que te frene un remise en medio de la calle, que se clave un camión en medio de la General Paz, que pare un taxi en doble fila y el pasajero se baje para el lado de la calle sin mirar atrás hacen que uno tenga más estrés que cuando corre el Desafío del Río Pinto o por senderos de montaña de cierto riesgo.

 

A eso se agrega el deplorable estado de las calles. La bici tiembla por todos lados. En el trayecto (CPC, Monseñor P. Cabrera, Castro Barros, Las Heras, General Paz y Colón), el único tramo en buen estado es el de Monseñor P. Cabrera, del CPC al nudo de la Cardeñosa.

 

Volver del Centro tiene la dificultad de las subidas; si uno no tiene una bici con cambios se hace complicado trepar.

 

Así y todo, pese a todas estas dificultades, siempre es saludable andar en bici. El corazón late al ritmo del pedaleo, y tiembla al compás de recuerdos de la infancia. Sólo falta conducta ciudadana y decisión política para hacer de Córdoba, como muchas ciudades en el mundo, un lugar amigable con los ciclistas.

 

 

FUENTE: La Voz del Interior

 
Advertisement
Advertisement

Encuesta

Como ve la participación de la bicicleta como medio de transporte?
 
Facebook
Advertisement
Advertisement

FOTOS IMPERDIBLES

Advertisement