Advertisement
Advertisement


Acceso a Usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Archivo de Newsletters

¿Quién está en línea?

Estadísticas

Visitantes: 2048404
Córdoba/ Despachante enredado
lunes, 18 de marzo de 2013
Para afuera. Daniel Griboff sostiene que hay oportunidades en la exportación, pero debe ser trabajo continuo y no reacciones esporádicas de las empresasEn un momento difícil para el comercio exterior argentino, Daniel Griboff, despachante de aduana, encuentra nuevos caminos para continuar. Las redes sociales en el negocio.


Operador de comercio exterior por vía sanguínea, Daniel Griboff es uno de los despachantes de comercio exterior más jóvenes del mercado, lo cual le otorga dos aptitudes que utiliza en su trabajo: la flexibilidad y el uso creciente de la tecnología y las redes sociales. Una charla sobre el momento, las oportunidades, la competitividad y la permanente necesidad de adaptación en un contexto de reglas cambiantes.

–¿De qué vive, si el Gobierno no deja importar casi nada?

–Es buena la pregunta (sonríe), pero desde que comencé a trabajar con mi oficina en 2003 lo único que he hecho fue diversificarme. Ya tenía experiencia en eso de mudar de actividades, hace años, me fui de la parte de despachos a fletes, apunté a la capacitación, y a dar clases. Así que la movilidad no me asusta, me adapto fácilmente porque mi cabeza está todo el tiempo dando vueltas. Si acá cierran todo, algo voy a hacer.

–Pero el tema es el enorme achicamiento del volumen del comercio exterior.


–Están entrando mercaderías de todos los rubros, el problema es que hay una administración del comercio sin pautas claras de trabajo. Hoy yo puedo traerle a un cliente un contenedor con tazas de café, pero no está asegurada la reposición. Es necesario romper los paradigmas de la teoría sobre cómo funcionan las empresas, porque acá no se puede saber cómo van a funcionar las cosas mañana.

–Se cayeron las recetas.

–La teoría no es aplicable a la realidad. Fíjese que en exportación, si se solucionaran los problemas de competitividad, hay otras oportunidades. Yo soy un optimista nato en eso. Hay un montón de empresas muy buenas alternativas, con productos armados, que no son aprovechadas. Y esto también tiene que ver con que el mercado interno a veces se las come y también con el escenario, porque cuando una Pyme debe atender salarios, impuestos, inflación, encima pedirle que planifique exportaciones es como demasiado.

–Pueden tener la idea pero no la capacidad.


–Justamente la tarea de los despachantes es ocuparse de lo que mejor sabe hacer: la gestión de las exportaciones, la parte documental, el contacto con el exterior, el costeo. Lo único que yo necesito es tener un buen producto y que sea competitivo, del resto nos ocupamos acá. Esa tercerización del comercio exterior es fundamental porque hay un montón de cosas para exportar.


 
Advertisement
Advertisement

Encuesta

Como ve la participación de la bicicleta como medio de transporte?
 
Facebook
Advertisement
Advertisement

FOTOS IMPERDIBLES

Advertisement