Advertisement
Advertisement


Acceso a Usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Archivo de Newsletters

¿Quién está en línea?

Estadísticas

Visitantes: 1997776
Viajar...pedalear...vivir!!!
miércoles, 30 de octubre de 2013

ImageJime Sanchez y Andrés Calla, la bloguera y el fotografo, tienen un sueño menos.

Son pareja y decidieron hace un tiempo vivir la vida...viajando.

En esta ocasión el proyecto era unir Ushuaia con La quiaca ... en bicicleta... lo hicieron y vivieron.... pedalearon y lo disfrutaron...se demoraron (demoraron?) 10 meses.

Como lo hicieron?, como lo sintieron?, cual es el mensaje para todos aquellos que sueñan lo mismo o algo parecido, leelo aquí. Es una nota extraida desde su Blog.

 

 


Me hubiera gustado tener en el manubrio de la bicicleta un cuaderno y una lapicera para ir escribiendo todo lo que fuimos sintiendo los últimos kilómetros en la ruta. Pero ese cóctel de sensaciones sigue tan intacto y vivo a pesar del paso de los días, que se ve que mi memoria registró cada instante como si tuviera una cámara en la mano.

El universo quiso que lleguemos bien lento a La Quiaca. Como si hubiésemos retrocedido en el tiempo, sentíamos que estábamos otra vez en Santa Cruz, no sólo por su desierto sin horizonte y su vegetación típica, sino porque también a las 2 de la tarde y sin margen de error, el viento norte empezaba a soplar sin piedad desafiándonos. Pero hasta eolo tenía otro gusto en este último tramo del viaje (o quizás nosotros ya habíamos desarrollado una paciencia admirable).
Image
De Humahuaca al límite con Bolivia fueron 4 días. 4 días intensos, de emociones, de reflexiones, de volver un poco la mirada hacia el sur y ver todo el camino recorrido, de vernos a nosotros mismos diferentes y a la vez más firmes que nunca con la certeza de que esta es la vida que queremos vivir.


Si hay algo que no nos cansamos de repetir es que los ángeles existen y están en la ruta. A lo largo de los 6600 kilómetros que recorrimos, nuestros caminos se cruzaron con los de otras tantas personas que nos ayudaron a hacer este sueño posible y que sin saberlo, dejaron un recuerdo muy nítido en nosotros: hablar de San Rafael (Mendoza) nos hace recordar a Loty, Alfredo, Sole y Pau, si pensamos en San Juan nos devuelve las charlas con Gime Rodríguez y si nos acordamos de nuestros primeros pasos en Chubut nos acerca a Yoly y Miguel. Y acá abrimos un capítulo aparte porque estos dos seres fuera de serie fueron un sostén sin igual los últimos días de ruta.

Image
Cuando la gente arriba de sus autos nos ve pedaleando, tocan la bocina, nos saludan, alientan y hasta hacen gestos de todo tipo para transmitirnos su buena energía. Pero hubo un día en el que una pareja nos vio, paró el auto en la banquina, se bajó, nos felicitó, nos sacó fotos y nos abrazó. Ellos que llevan los viajes en la piel y en el corazón -y que la 40 les fascina- no podían creer que estemos ahí en dos ruedas. Yoly y Miguel quedaron impactados por la aventura y nos adoptaron como sus hijos de la ruta.

Cuando volvieron de su viaje, nos escribieron 20 mensajes en los que nos pasaban información de todo tipo sobre los tramos que venían por delante, nos aconsejaban dónde parar, dónde comer, qué hacer, nos sacaban una sonrisa y nos apoyaban para que sigamos… todavía recuerdo estas líneas que, como tantas otras, nos pusieron la piel de gallina:
Image
Chicos les comento que ya forman parte de nuestro comentario diario, queremos saber día a día cómo y por dónde andan. Sé que a veces es difícil hacer sus comentarios por el tiempo que les resta al descanso… no aflojen que nosotros pedaleamos también por ustedes (claro nos cansamos menos, ¿no?) Bueno espero nos encontremos de nuevo en la querida 40…


 
Advertisement
Advertisement
Artículos relacionados